01 noviembre 2006

Second Day

Queridos amigos: hoy hace un frío que pela y me he puesto ya el jersey de cuello alto y el abrigo de invierno. Esto promete ser una experiencia inolvidable :-)
Tras mi primera excursión por el tube londinense, hoy hice un peasoviaje hasta mi oficina que incluía viaje en bus, a pie, el tube -y hasta llegar a abajo del todo se tarda un hueven- trasbordo, a pie y por fin, al lado de la Oxford Street, estaba mi oficina. Cada vez me siento más paleta porque aparte de que no paro de mirar como una payasa a todo el mundo y todas las cosas, no entiendo un carajo a mi companiero inglés (el otro es alemán y es el que hace que me haga la pichaunlio con la mezcla tan teutona de los dos idiomas) y tengo que que preguntarle siempre lo que ha dicho. Él me mira y sonríe, pero seguro que piensa "animalito, animalito".
Ya soy londinense, ya tengo la Oyster Card!, y eso significa que tengo abono transporte y no soy una turista más. Bueno, eso sí que es cierto, porque aparte de mi calle y la Oxford Street no he visto nada de esta ciudad tan enorme.
Tras 10 horas de oficina y haberme comido un triste bocadillo de atún, pude hacer el viaje de vuelta a casa sin olvidar todos los trasbordos cargada portátil parriba, portátil pabajo y venga vamos pal supermercado, que casi no llevo cosas encima!!! pozi, los supermercados ingleses son raritos, pero tienen de todo.
Maniana más.

1 comentario:

ivan dijo...

Aquí lo que nos interesa...¿Es cierto que Lady Di está viva? ¿Cuándo podemos ir a Londres -a verla a ella-? ¿Por qué las pounds dan para tan poco?

Besos. Iván desde Móstoles -ayer en Cerralbo-.